El impacto de la Covid-19 en la salud mental: la pandemia invisible

¿Me ayudas a difundir?

[0 de 0]

La Escuela de Pacientes de Andalucía dispone de Aulas Abiertas de Pacientes en las que crean espacios para acercar profesionales a los pacientes, espacios donde dialogar y aprender entre iguales.

El martes 16 de febrero me invitaron a participar en estas Aulas para hablar sobre la salud mental y la covid-19, invitación que acepté encantada, ya que me dió la oportunidad de reunirme virtualmente con muchas personas de la Escuela de Pacientes que siempre tienen tanto que aportar. Y además prepararme la sesión, documentarme sobre el tema y lo más importante: una oportunidad más de hablar de salud mental.

Este encuentro pudo seguirse en directo en el canal de Youtube de la Escuela de Pacientes, hubo bastante participación y aportaciones interesantes y quiero compartir con vosotros tanto mi ponencia como algunas reflexiones.

Algunos tuits compartidos

  • Los pacientes compartieron algunos testimonios de sentimientos y emociones durante la pandemia, sobre todo el miedo e incertidumbre
  • Los pacientes crónicos están acostumbrados por su enfermedad a adaptarse a situaciones complicadas. Para muchos el confinamiento no fue duro por no salir de casa, ya que por su limitaciones o por su enfermedad no podían hacerlo antes.
  • Preguntaron acerca de si volveremos a abrazarnos y a reunirnos como antes. Muchas dudas e incertidumbre de cómo será esa “nueva normalidad” cuando acabe la pandemia
  • Todos consideran fundamental más especialistas en salud mental, psicólogos, etc. y que se hagan grupos o espacios donde poder hablar abiertamente de salud mental.
  • Se habló del tabú y estigma que sigue existiendo entorno a la salud mental.
  • Hubo algunas opiniones sobre todo lo relacionado con la teleconsulta/telemedicina, consideran que pueden ser herramientas para poder seguir en contacto y hacer foros o encuentros virtuales como este, en los que poder hablar entre iguales.

Este es el resumen de esta #AulaAbiertaPacientes de la que disfruté mucho, os animo a ver el vídeo para aquellos que os sea de interés. Se necesitan más espacios como este en los que poder hablar y dialogar abiertamente sobre nuestras emociones, ponerle nombre a esos sentimientos y ser valientes para si lo necesitamos pedir ayuda a profesionales de la salud mental.

Termino con un tuit que compartí el pasado viernes en #FFPaciente que resumen muy bien el sentimiento final de muchos pacientes y mío después de esta sesión: sigamos viviendo día a día con lo que tenemos, adaptándonos a los cambios. Cuidemos nuestra salud mental, dediquemos tiempo para nuestro autocuidado. Y sigamos ayudando a los demás, “somos personas que necesitamos de personas”. Ojalá salgamos mejores de esta pandemia y más solidarios.

Deja un comentario